Una Pausa. Aquí y ahora

Siempre me interesó todo lo que contribuya a llevar una vida plena, en armonía con quienes somos y nuestros valores.

Creo que la vida moderna y las exigencias de un mundo cada vez más cambiante nos imprimen ritmos que van muchos más allá de nuestras capacidades, a veces, provocando enfermedades físicas y psíquicas.


En este contexto donde solemos dejarnos para lo último, aprender a hacer una pausa para escucharnos se vuelve más que necesario, vital.


¿Que es una pausa?


  • Es cualquier momento que puedas procurarte conscientemente para volver a registrarte.

  • Es ese momento entre el estímulo y la respuesta donde podemos elegir quiénes queremos ser antes de reaccionar.

  • Es el momento donde nuestra libertad de elegir cómo queremos responder, marcará la diferencia en la vida que queremos crear.


Muchas veces nos aferramos a lo conocido, hábitos y rutinas que seguimos sosteniendo aun a pesar de que nos hacen mal. Hacer una pausa consciente, es la manera de empezar a tomar contacto con nuestras prioridades y verdaderas necesidades.


Solemos caer en el “todo o nada” y creer que si no tenemos una determinada cantidad de tiempo para hacer una pausa, no es posible. De la misma manera, hacemos una lista interminable de resoluciones a fin de año que se diluyen antes de marzo. No es cuestión de tiempo, sino de compromiso con nosotros mismos.


Muchas veces asociamos una pausa con meditar o hacer yoga. Existen tantas maneras de hacer una pausa como personas en el mundo. La clave está en que hagas lo que hagas, sirva para tener un registro y una conexión consciente con vos mismo y eso no depende tanto de lo que estemos haciendo sino del cómo lo estemos haciendo. De esta forma, tomar tres respiraciones conscientes mientras vas camino al trabajo puede convertirse en una pausa que te traiga de vuelta, lo que nos lleva a lo más importante, podemos empezar aquí y ahora.


Durante mucho tiempo, mi momento de pausa y conexión por excelencia fue la actividad física, es algo que disfruto mucho y me conecta con un registro más pleno de mi cuerpo.


Hace pocos días empecé también a meditar por las mañanas. Si bien no fue mi primer acercamiento a la meditación, es la primera vez que sentí la necesidad de que sea mi intención y mis metas las que guíen mis decisiones y no mis reacciones involuntarias. Sentí la necesidad de tomar el control y volver a sentir esa fuerza creadora que vive en cada uno de nosotros y que a veces olvidamos, quedando a merced de las circunstancias externas.


Ese momento tan mío, esa pausa, es lo que me recuerda cada día quien soy y hacia dónde quiero ir.

¿Uds sienten la necesidad de hacer una pausa? si ya lo vienen haciendo, ¿me cuentan en que los ayuda? Los leo!