• Por Flor Vazquez

Suficiente, valiosa y merecedora

¿Cuántas veces nos hubiera venido bien que alguien nos recordara que valemos, que somos suficientes y merecemos ser felices así, como somos? Como si fuera más fácil creerlo cuando viene de otro que de nosotros mismos.

Parece un chiste que muchas veces no pasamos la vida tratando de buscar algo que tenemos tatuado en la frente: Ya sos suficiente, valiosa, merecedora

Cuántas veces en esa búsqueda, dejamos de mostrarnos tal cual somos para ser parte de una masa.

Dijimos “sí” cuando en realidad queríamos decir "no” o viceversa.

Permanecimos en relaciones tóxicas porque nos creímos el relato que otro contó sobre nosotros.

Empezamos otro curso con la esperanza de que al final, el título venga con la seguridad que necesitamos para lanzar un proyecto.

Estudiamos algo que no queríamos, tan solo para hacer feliz a alguien más.

Nos escondimos tras una tendencia de moda porque nos daba miedo sentirnos diferente.

Navegamos horas y horas espiando la vida de los otros en redes sociales, tan solo para compararnos y culparnos hasta el hartazgo por "no ser", "no poder”, “no animarnos".

Pospusimos hacer algo que amamos por falta de tiempo cuando en realidad se trataba de miedo a quedar expuestos.


Puedo asegurarte con absoluta certeza que siempre vas a desilusionar a alguien. Que habrá muchas personas a las cuales no le gustes, muchas de las cuales te van a criticar igual, hagas lo que hagas. Podés perder una vida entera tratando de conformarlos y será tu elección, pero con la misma seguridad, puedo decirte que el mundo también está lleno de personas esperando ver y oír tu historia, esa que solo puede contarse en primera persona cuando te animás a decir: “esta soy yo y esta es mi verdad”


Quizás todavía te estás haciendo esas preguntas que no conducen a ningún lado o te estás comparando en las redes sociales con otra persona, volvé la mirada hacia adentro, la respuesta siempre estará en ese sentido.


Quizás todavía te cueste identificar quién sos y hacia dónde querés ir, no pasa nada, lo importante es que nunca dejes de buscar. No te conformes hasta que hayas podido ponerte en primer lugar por sobre todas las cosas. Porque cuando empezás a ponerte en primer lugar, te das cuenta que nunca te faltó nada, siempre fuiste suficiente, valiosa y merecedora.


Créditos: Foto de portada Unsplash Daniel Clay






CONTAME ALGO DE VOS ACÁ

© 2023 by A Daily Pause